AHF insta a Trinidad y Tobago a dejar de lado a la codiciosa GSK

In Defensa Global, Destacados globales, Noticias, Farmacéutica por Brian Shepherd

AHF está pidiendo al gobierno de Trinidad y Tobago que considere emitir una licencia obligatoria para Tivicay (dolutegravir), un medicamento antirretroviral (ARV) de GSK que trata el VIH, que actualmente cuesta 25 veces más que los genéricos biosimilares disponibles en los países vecinos del Caribe.

En febrero, AHF y la Fundación de Investigación Médica de Trinidad y Tobago enviaron una carta a la directora ejecutiva de GSK, Emma Walmsley, que en parte decía: “Le instamos a abordar la falta de acceso al medicamento antirretroviral Tivicay en Trinidad debido a su alto costo. reduciendo su precio en línea con los genéricos biosimilares disponibles en la Región del Caribe, o comprometiéndose a no amenazar con acciones legales contra la compra de una versión genérica de Tivicay”.

Hasta la fecha, GSK aún no ha respondido a la carta. Actualmente, Tivicay está bajo protección de patente en Trinidad y Tobago, y GSK ha amenazado con emprender acciones legales si el país decide importar ARV genéricos asequibles.

“Como pequeña nación insular, Trinidad y Tobago todavía se está recuperando de las consecuencias económicas y sociales del COVID-19: pagar 25 veces más para brindar tratamiento contra el VIH de por vida a su población es insostenible”, dijo el presidente de AHF, Michael Weinstein. “Ante la falta de voluntad de GSK para ceder en materia de precios, nosotros, junto con nuestros socios locales, no vemos otra opción que pedir al gobierno de Trinidad y Tobago que invoque su derecho soberano a hacer todo lo necesario para proteger la salud de su gente. lo que en este caso incluiría la emisión de una licencia obligatoria para Tivicay”.

¡Sí! Podemos acabar con la tuberculosis y el SIDA
Los manifestantes mantienen la presión sobre la codiciosa Gilead por el aumento abusivo de precios